Nom, una terrorífica contrarreloj de diezinterminables minutos

El exitoso corto de Ángel Hernández se proyecta el día 8 de noviembre, a las 20:30

horas, tras cuyo pase el público mantendrá un encuentro con el realizador canario en el Teatro Víctor Jara de Vecindario





El realizador canario Ángel Hernández presenta el día 10 de noviembre,

en el marco de la segunda jornada de la 16º edición del festival SREC, su

multipremiado cortometraje ‘Nom’, una historia de terror de diez minutos, que ha

cosechado más de un centenar de selecciones oficiales de festivales internacionales,

diez premios y dos nominaciones al Méliès de plata. Su último premio concedido la

eligió como mejor cinta en el Hellbound Horror Festival.


Con guion de Angel Hernández, fotografía de Manuel Peña, música de Juan D.

Mendoza e interpretado por Diego Higuera, Adán León e Isidro García, ‘Nom’

constituye un viaje onírico a las entrañas de la inmortalidad desde la perspectiva de un

viejo ciclista que inicia una perturbadora y catárquica odisea.


Las iniciales del título de la cinta provienen de las palabras pronunciadas por Horacio,

Nunquam Omnis Moriar (no moriré del todo), una gran expresión de un gran poeta

que como muchas otras deberíamos tener presente. Planteado como una oscura

reflexión sobre las nociones de envejecimiento y declive físico en la moderna sociedad

occidental, Ángel Hernández, que ejerce de profesor de Secundaria en un instituto,

confiesa que concibió la idea de este trabajo desde la convergencia de dos de sus

grandes pasiones: el ciclismo y el cine fantástico y de terror.


El corto, que dura diez minutos, tardó en rodarse nueve meses. “Se rodó en invierno

pero el tiempo no ayudó, porque necesitábamos condiciones climatológicas de niebla

y mal tiempo y tuvimos de todo menos eso. El rodaje fue una odisea”, señala

Hernández, quien espera que las posibilidades que se han abierto con el

reconocimiento de ‘Nom’ lo ayuden a financiar algún proyecto futuro, como un largo

que ya tiene escrito. “Hoy en día se ha democratizado el mundo del cine y con pocos

medios se pueden llevar a cabo iniciativas interesantes. Creo que estamos cultivando

el apoyo que merecemos por parte de las instituciones”, añade. Producido con 500

euros de presupuesto, en el equipo de producción ningún miembro se dedica de

manera profesional al cine, lo que resalta el mérito del notable éxito dispensado a

‘Nom’.


‘Nom’, aun cuando ha sido un magnífico vehículo de promoción de Gran Canaria (fue

rodado en las medianías de la isla), no ha costado ni un euro de dinero público. “Se ha

producido con fondos de mis ahorros y con el trabajo de varios colaboradores (que es

otra forma de dinero). Respeto a quien pretenda vivir del cortometraje o hacer de él

un conato de industria, pero para mí esto es solo un hobby y me basta con juntar a

cuatro amigos con talento para hacer algo. Eso sí, siendo gerente de todo el proceso

(desde el guion hasta la distribución), siendo profesional en las formas y acudiendo a

cuantos festivales sea posible para hacer contactos y optar a una eventual financiación

privada. Mi dinero, mis reglas”, explica.


“Sigo pensando que una larga lista de créditos a este nivel es más bien un hándicap, y

que la clave del éxito reside en la suma de talentos ocultos, cuyo trabajo honesto y

apasionado a menudo hace palidecer las bondades de las caras visibles del circuito. En

definitiva, no cambio a mi equipo de aguerridos ‘outsiders’ por una cuadrilla de pros a

sueldo. Hay quien dice que este cine de amiguetes tenga techo, y tal vez sea cierto,

pero también lo es que te puedes gastar en un corto 20.000 pavos del contribuyente y

pasar por el mundo sin pena ni gloria. Y es que, como dice mi amigo y talentoso

cortometrajista Javier Chavanel: "hay gente que se va de vacaciones, yo hago cortos" concluye.


https://filmfreeway.com/NOM

1 vista